sábado, 2 de noviembre de 2013

Personas especiales

Desde pequeños  hemos sido educados  en la igualdad, nuestros padres acostumbraban a decirnos que todos eramos iguales, pero hoy nos damos cuenta que no es así, que todos somos diferentes, que cada persona es un mundo, y no todos contamos con las mismas oportunidades ni las mismas capacidades para afrontar nuestras metas….

Aunque muchas veces resulte injusto, la realidad es esa y por mucho que intentemos engañarnos no vamos a conseguir cambiarla.

Es cierto que el hecho de no ser iguales hace que seamos especiales, cada persona posee su esencia y la diversidad de esta proporciona una gran armonía en la sociedad, a veces una sociedad llena de clones no es del todo bueno para esta.

Unas más guapas, otras más listas, unas más gordas, otras más delgadas, unas más simpáticas, otras más bordes,unas más hábiles, otras menos ágiles,unas con más suerte, otras con menos,… Aunque algunas cualidades podemos clasificarlas como mejores que otras, cada una de nuestras cualidades sean buenas o malas nos identifican, acompañan nuestra personalidad y por tanto conforman nuestra esencia.


El problema es que a veces algunas desigualdades afectan a nuestro comportamiento y a nuestra actitud, es cierto que no somos iguales, algunas personas cuentan con más dificultades que otras para afrontar la vida, y desde mi parecer creo que no es motivo para la discriminación de estas. Aunque todos no seamos iguales, es un deber para todos tener un trato de iguales en esta nuestra sociedad.

Ante todo somos personas, diferentes, pero iguales a la vez, personas que van detrás de un sueño y es muy injusto que unas simples características o capacidades delimiten tu futuro y con ello tus oportunidades.


La situación muchas veces nos queda grande, no sabemos como actuar, sentimos  pena y por eso muchas veces justificamos sus errores incluso los gratificamos, le restringimos libertades, capacidades, dada su situación los convertimos en meros limitados muñecos incapaces de cumplir sus sueños ni conseguir sus metas, y esto no mejorara su vida, todo lo contrario la empeorara.
Muchas veces somos cómplices de sus limitaciones, ya que estas limitaciones no son causa de su enfermedad, sino de las inseguridades de sus seres queridos.

Pero lo que no sabemos es que detrás de estas personas se encuentra un valor y unas capacidades de superación difíciles de encontrar en una sociedad tan pesimista, personas que con todos los problemas con los que conviven son capaces de sonreír a la vida, de afrontar todos sus problemas y superarse a sí mismos, capaces de cambiar los pronósticos médicos, personas con un gran corazón que hoy en día están en peligro de extinción.

Mientras la sociedad limita a estas personas, nosotros seguimos aceptando a esta  sociedad hundida en perjuicios y cánones establecidos, y lo que no nos damos cuenta que estas personas ,de las que la sociedad muchas veces se avergüenza e intenta esconder, son los auténticos luchadores de la sociedad, los verdaderos héroes del SXXI.

Los sueños superan nuestras capacidades






1 comentario:

  1. Maravilloso post sin duda alguna te doy la enhorabuena por lo que escribes.

    Muchas gracias por pasarte por mi blog.
    Un besito guapa

    http://lestylecemoibycris.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar