martes, 9 de diciembre de 2014

Violencia de palabras


 Amar matando o morir de amor.

¿ El amor mata o el que mata nunca estuvo enamorado?

AMAR y MATAR .  Se puede matar amando  o matar por amor pero quien ama nunca mata .              
El amor es un arte, y quien juega con el acaba manchándose las manos de pintura o de sangre.

Ella maquillaba su vida , la maquillaba con ese amor que todavía sentía,  pintada con maquillaje, polvos y corrector para el dolor.



 Moratón tras moratón, herida tras herida  su rostro parecía un cuadro impresionista

El corazón encorsetado y el alma encarcelada. Hace tiempo que había dejado de vivir, el corazón le latía pero ella  ya no lo sentía.

Se le acabo el maquillaje, se le acabo el corrector , el lápiz de ojos ya no disimulaba sus ojeras ni el colorete resaltaba su amor 



Porque el amor es ciego y no es oro todo lo que brilla, porque se puede jugar con las palabras pero no con las personas.



























viernes, 29 de agosto de 2014

Nota mental. Voy a ordenar mi vida

Un domingo cualquiera de esos tristes y raros te das cuenta que a ese suéter rosa se le acabaron los inviernos y los otoños. 
Que los libros de segundo de bachillerato ya han viajado mucho y  no van a  volver a dar más trabajo.

Un domingo cualquiera te das cuenta que ni el suéter te volverá a quedar tan bien como cuando lo compraste, ni los profesores de segundo de bachillerato te van a cambiar la media por guardar los libros. un domingo cualquiera te das cuenta que tienes que ordenar tu vida 

Y era una tarde de verano, de esas en las que tienes muchas cosas que hacer pero no te apetece hacer nada.

Libros, unos sobre otros, la mitad no lo has leído, y una gran parte son birrias, novelas baratas, románticos dramas llenos de tópicos. Miles y miles de páginas llenas de historietas de personajes interesantes que nunca tuvieron la oportunidad de aburrirse un domingo por la tarde. Batallitas llenas de dramas, amor y temas recurrentes que suelen gustar al lector.

Palabras encadenadas entre la búsqueda ansiada de un final feliz y la libertad encerrada entre párrafos asfixiados por puntos y comas.

Domingos y libros




Piensas en tirarlos, regalarlos o  deshacerte de ellos como sea. Aunque la estantería tarde o temprano se rompa  y tengas que cambiarla, tantos libros sobre esta te hace parecer una “persona cultivada”, llena de letras.

Bueno al menos lo parece. si te fijas con atención entre tantos libros amontonados uno sobre otro podrás encontrar entre estos:  “Barbie y el lago de los cisnes” o “Kika superbruja”.

Y cultivada no se si seré, pero en mi habitación falta poco para que germinen plantas.

El problema ya no es que nos guste guardar sino que seguimos comprando, y a este paso me temo que voy a necesitar un chalet para poder guardar todas mis cosas.



Luego están las cosas que “algún día me pueden servir”.
Yo llevo un año entero creyendo que “algún día” volveré a utilizar esos maravillosos apuntes de filosofía. Me engaño, sí, una y otra vez, pero cuando me engaño, me  siento bien pensando que algún día estos apuntes podrían ayudarme en algún proyecto futuro de gran envergadura y gracias a esos apuntes encuentre la pieza de algún gran puzzle, sí, me engaño pero eso me hace sentirme bien.



O nos volvemos menos cultos y con menos intereses o hacen las casas con más metros.


Cada vez nos estamos volviendo seres más desordenados, incapaces de ordenar nuestras vidas, cosas que nos dejamos en el tintero, situaciones que intentamos evitar,…

Año tras año vamos acumulando estas como si fueran tickets de la compra. Tickets  apelotonados, entre tarjetas de crédito y dinero.



No se si habría que ir barriendo el pasado y quitándole el plástico al futuro, no se. La gente actualiza sus app semanalmente, pero es incapaz de ordenar sus sentimientos, sus prioridades, su habitación. 











jueves, 28 de agosto de 2014

Las cosas pasan cuando tienen que pasar

Excusa de todos, consuelo de tontos.

Mi vida pasa y no paro de escuchar tales "frasecitas": a la tercera va la vencida, si no paso fue por algo, el destino no lo quiso, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio

Si es cierto que todo guarda cierta armonía, pero yo estoy harta de escuchar excusas.   No, no quiero más excusas si no lo conseguiste fue porque no estabas preparado( al menos en ese momento) independientemente de que te lo merecieras o no.

Es cierto que existen miles de excepciones hay gente preparada, muy preparada, que no consigue sus metas. Sin ir más lejos vivo en un país que la gran mayoría de licenciados no consiguieron trabajo y no fue por preparación, os lo aseguro.


Es injusto,  duro y a veces in-asimilable. Pero esto funciona así, estas situaciones te hacen sacar algo de ahí dentro que te cambia, te ayuda, maduras. 
Yo digo que estas situaciones te marcan, te marcan y te hacen entrar en un  determinado grupo de personas, unos deciden resignarse no porque sean incapaces de conseguirlo, sino porque ya se dieron por vencidos, otros sin embargo nunca perdieron la esperanza y siguieron intentándolo. 
eso fue lo que nos diferenció

Una, dos , tres, cuatro, las veces que sea necesario, nadie fijo un número, nadie nos dijo que iba a ser fácil, nadie nos ayudará cuando caigamos por lo que porque tener en cuenta refranes, números que alguien algún día puso.

Es cierto que el tren solo pasa una vez, sí, pero hay muchas estaciones por lo que si no lo coges en la primera estación ten en cuenta que hasta que llegue a su destino aún quedan mucho recorrido.



Dejemos de engañarnos, dejemos de atribuirle  trabajo al destino. el nunca existió



Y vivimos en ese instante, en ese minuto de gloria que nos hizo alzarnos o caer al vacío, porque la vida es ese nudo en el estómago que te hace sacar todo lo que llevas dentro o simplemente atragantarte hasta que te quedas sin aliento.


domingo, 13 de julio de 2014

"Moda" o rollos de varios meses

Modas que vienen, modas que van, colores neón, prendas punk, entre tanto cambio nuestros armarios están a rebosar, y año tras año, moda tras moda, ropa tras ropa, aún no sabemos que llevar.


Cuando se inaugura una temporada, aparecen las nuevas “modas”, nuevas propuestas,  nuevos estilos, nuevos iconos, la sociedad da un sutil giro.


Muchas tendencias nos resultan atractivas y arriesgadas, nos llaman la atención, nos gustan. Luego en frío lo pensamos y claro las apariencias engañan y no por nada, sino porque muchas tendencias no a todo el mundo le quedan bien, ya sea porque eres bajita, delgada, ancha de caderas o midas 2 metros. El caso es que te lo compras, te lo pones y sales a la calle con el puesto,  sea tu estilo o no, te quede bien o mal, te lo pones y todo porque hubo un momento en el que te sentiste atraída por el,pero mi pregunta es: ¿Cuánto durará esa atracción?


Con el amor pasa algo parecido, continuamente nos sentimos atraídas por esas “personas especiales”,  pero esa atracción en algunas ocasiones solo es física, o incluso química pero esta química es temporal, las burbujas, la chispa o la magia se acaban pronto, y es que el amor es efímero, cambia, se renueva y vuelve a nacer de las cenizas.


Mucha gente cambia de amor más que de bragas, y es que cuando no tienes un estilo fijo ni un criterio a la hora de elegir tu ropa, todo te parece bien, te abres demasiado al mundo, y el mundo te abre demasiado el corazón hasta que te lo rompen.



Desamor tras desamor, sola estas, sentada en el sofá, tu gran amor de ayer hoy no está, una fuente de helado y un cojín a tu lado, el corazón roto, y  el amor a un lado. Aunque todo este igual que ayer todo ha cambiado.



Tengo la esperanza de que algún día muchas arriesgadas “canis” se miraran al espejo y se darán cuentan que esos “crop top-ombligueros” que ahora son su prenda estrella no le sientan tan bien como pensaban, sin embargo a pesar  de que se habrán tirado meses y meses  usando esas prendas, ¿Crees que le habrá importado lo más mínimo ir con esas pintas a un sin fin de botellones?


Al fin y al cabo estamos aquí para experimentar, sí puede que algún día miremos avergonzados  fotos del pasado, pero quien no ha cometido errores en el amor, quien no ha ido vestida como una vagabunda en época de exámenes, quien no se ha caído con los tacones y se ha roto los pantalones un sábado noche, quien no se ha maquillado alguna vez con la pistola de Homer Simpson, ¿Quién no se ha equivocado?


Y aunque muchos crean que la edad da la sabiduría, yo soy de las que quiere morir aprendiendo.



En la moda como en el amor, quien no arriesga no gana, somos víctimas de las tendencias y estamos condenados a enamorarnos, vivimos definiendo nuestro estilo (acorde con nuestra personalidad) y buscando continuamente el amor.



Los que pasan de arriesgar se van a las rebajas, a mi especialmente no me gusta arrastrarme entre sobras y restos,  pero bueno también es verdad que te ahorras un buen pico.


Hay personas que pasan de arriesgar y apuestan por lo fácil, también corren peligro a quedarse con lo que nadie quiere, los restos, o quedarse sin nada.


El amor nunca fue fácil sin embargo en las rebajas se empeñan en hacerlo  todo tan sencillo y económico, reduciendo la magia, las mariposas en el estomago y los fuegos artificiales, todo por un refresco del Mercadona que a penas tiene gas.


Como alguien dijo alguna vez lo barato sale caro y el amor de rebajas no tiene garantía.


Pero antes de acabar me gustaría explicar que “la moda” a la que me refiero es la moda meramente comercial, es decir a la que nos tienen acostumbrados las cotidianas empresas de "moda", en las  que el diseño es escaso y las nuevas propuestas se introducen paulatinamente. Un breve ejemplo:- New Collection – top peplum  negro, (3 SEMANAS DESPUÉS)- New Collection- Top peplum blanco con encaje.

En  definitiva es un mecanismo de comercio y marketing, en el que la  moda importa poco y la sociedad cae constantemente en sus redes. Nos animan a comprar creyendo así que “iremos a la moda” pero nos alejan aun más de esta, nos trasmiten un cutre concepto de lo que es la moda y nosotros nos lo creemos.


viernes, 23 de mayo de 2014

Intersecciones de la vida

Frene suavemente, seguidamente metí embrague, puse primera y espere. El semáforo estaba verde pero venían coches de frente… En ese instante en el que esperas te das cuenta que muchas veces las personas también tienen que frenar meter segunda o incluso primera y observar con atención lo que tiene a su alrededor.

Y es que un día te levantas y se tuerce todo lo que tenías planeado, te rompen los esquemas,…

Esperando a que pasaran los coches me di cuenta que en la vida también necesitamos parar para reflexionar, a dudar, a comernos la cabeza…

Yo siempre he tenido las cosas muy claras pero me es inevitable muchas veces dudar, y esos momentos en los que no sabes si realmente lo estas haciendo bien, si es lo que quieres, si eso con lo que tanto sueñas ahora, tendrá algún futuro mañana,... Estas cosas a medida que vas madurando te las planteas con más frecuencia.

Yo soy una persona muy soñadora, sí muchos suelen pensar que tengo muchos pájaros en la cabeza, y puede que sea así, pero ¿quién son ellos para juzgar mi vida?

Muchos piensan que la vida es un trabajo una casa,un perro, una familia, un coche, una hipoteca,… Yo considero que es algo más y no necesariamente eso, la vida no tiene un esquema, la vida es un sueño improvisado, y yo pienso vivir el mío a mi manera.

Arriesgando con cabeza y luchando con mis mejores armas, no viviendo al límite pero sí sin límites, no pienso ir con el motor ahogado, puede que pegue algún acelerón de vez en cuando y también puede que alguna que otra vez vaya pisando huevos, pero es que yo no soy nadie para fijar el ritmo, como yo siempre digo “yo y mi circunstancia son los que mandan”.

El caso es que cuando me hacen cambiar de marcha así de repente me desespero,cuando me acostumbro yendo en segunda (y el coche no me lo pide) ¿para que voy a cambiar de marcha? Si voy bien así, algo parecido me pasa cuando la cosa se complica me cuesta asumirlo y me es inevitable tener miedo, algunas veces no hace falta que nadie te diga que tienes que cambiar (de actitud), tu misma debes ser consciente de ello. 

Esto se parece mucho al "Super Mario Bros", vas superando niveles, y a medida que avanzas el muñeco va cambiado, unas veces se hace más grande,otras tiene nuevos superpoderes... 
En fin puede que nosotros vayamos adquiriendo nuevas capacidades con estas situaciones, quizá vayamos aprendiendo y "cambiando en chip" continuamente.

Pero a pesar de que hoy se vea más complicado yo sigo teniéndolo tan claro como ayer, y no se si mañana cambiaré de opinión, pase lo que pase y sea  como sea prometo no fallarme a mí misma y un día poder gritar con todas mis fuerzas: lo conseguí y sigo viva.





sábado, 12 de abril de 2014

Enterrando recuerdos

Y llega el momento en el que toca dar un paso hacia adelante, decir adiós de una vez por todas al pasado y seguir avanzando, no quiero guardar rencor, quizás algo de pena si, pero no pienso arrepentirme de nada.

La vida te sorprende ya sea para bien como para mal,
el caso es que estos sin sabores te hacen darte cuenta de muchas cosas, te ayudan a madurar, a entender que lo has hecho mal, y que no eres tan perfecta como creías.

Pero es mejor dejar de buscar los “porqués” de todo, a veces es mejor dejar de pensar, porque aunque estemos tan acostumbrados a los finales felices, y sigamos esperanzados en que al final todo se arreglará, en la vida real la mayoría de las veces no pasa así, por eso voy a ir guardando mi Barbie, con ella también guardaré mis esperanzas de que algún día todo vuelva a ser como antes, la envolveré en plástico de burbujas, porque quiero protegerla de la cruda realidad, se lo debo, ella me enseño muchas cosas pero no me alerto de que las cosas se podía torcer de esta manera.

La miro, y me fascina la entereza que tiene, sigue sonriendo como siempre a pesar de que los años han pasado y todo haya cambiado tanto, quizá deba aprender de ella, puede  que esa sea la clave de la vida, sonreír, buscar el lado positivo de las cosas porque las penas con optimismo son menos penas.

Nuestro problema es que nos encerramos en el pasado creyendo que tiene algún futuro, pero ¿en realidad lo tiene?

El truco no esta en sonreír por sonreír, sino en afrontar los problemas rápido, para que estos no se apoderen de nuestra sonrisa.

Por eso quiero deshacerme de los malos recuerdos, de las noches en vela, de los suspiros y del rencor. Solo quiero recordar los buenos momentos, esos que me hicieron sentir la persona más feliz del mundo, el tiempo supongo que me ayudará a perdonar, o al menos a olvidar.

Y no quiero alargar mucho esta historia porque hace tiempo que el guión se acabo, solo puedo decir: gracias, gracias por formar parte de mi pasado, por haberme apoyado en los malos momentos y por haberme acompañado en los buenos, gracias.


Esta historia se acabó, pero aún queda mucha tinta para continuar escribiendo.






viernes, 11 de abril de 2014

Aquí la gente se cree el ombligo del mundo, no porque grites más llevarás más razón, ni tus reproches van a arreglar nada, porque nadie es un ejemplo a seguir a la perfección, y tu solo eres una hormiguita más de este gran montón.

Nos creemos imprescindibles, pero ¿en realidad lo somos?, solo es correcta nuestra verdad, y no nos damos cuenta que vivimos rodeados de opiniones, nuestra filosofía de vida es la apropiada, nuestro trabajo el mejor, y en esto somos tan cazurros que somos incapaces de ver más allá de nosotros mismos.

Hay 7,046 miles de millones de personas en el mundo  y nosotros nos creemos el centro de todas estas, nos creemos el ombligo del mundo, y no nos damos cuenta que solo conformamos una parte del todo.

Porque no hay ricos sin pobres, ni tontos sin listos, porque todos somos necesarios, y nadie es más que nadie.

Buscamos el éxito en el lugar equivocado, a veces nos vendemos al mejor postor por un poco de éxito, pero esto resulta como cuando compras un detergente barato, muy bonito al principio, pero cuando no salen las manchas…
Si es que al fin y al cabo el ansioso éxito termina haciendo a las personas muy pequeñas.

Pero yo pienso, que hay muchas formas de triunfar en la vida, y no hace falta salir en la tele o en las revistas para saber que eres bueno, la satisfacción personal esta más cerca de lo que puedas imaginar, en verdad las personas lo que buscamos es la felicidad, y la felicidad no esta en un programa de televisión, sino en la manera de afrontar la vida, la forma de afrontar los retos, sea cual sea el resultado.


Llegado a este punto, me pregunto, ¿por qué nos hace sentirnos  tan bien el hecho de sentirnos superiores al resto? ¿Seguimos teniendo el instinto animal de llegar a ser el rey de la jungla o solo somos gilipollas integrales?


Convivimos con miles de razas, etnias, miles de formas de vida, convivimos con miles de personas que buscan lo mismo que cualquier otra persona, hacerse un hueco en este gran mundillo, superarse o morir.

Pero si nos fijamos vivimos gobernados por seres egocéntricos que creen que gracias a sus hazañas resolverán los problemas del mundo, y no se dan cuenta que no son el ombligo del mundo, seres  que por el hecho de estar en el gobierno, o estar en el centro de la crónica social, se creen superiores a nosotros y lo demuestran día a día, por lo que dicen, por como lo dicen, por lo que hacen con nuestro dinero y con nuestra vida.

Una cosa tengo muy clara, si algún día llegamos a salir de la crisis, que sepan que no han sido gracias a ellos, sino a todos y cada uno de los ciudadanos que empezamos a recortar gastos, a dejar de ir a cenar fuera, a comer lentejas un día si y otro también, que sacrificaron las vacaciones,… Porque estos señores que dicen tener soluciones para todo, aun no han notado la crisis.

Vivimos en un mundo gobernado por gilipollas, por egocéntricos que carecen de sentido común y escrúpulos.

De alguna manera muchas veces entiendo el comportamiento ciudadano, lo entiendo porque es lo que ve día tras día, es lo que esta sociedad nos tiene acostumbrados.

Puede que al final acabemos como Narciso, que de tanto mirar su reflejo en el agua acabo cayéndose.

Hace mucho me enseñaron que nadie es más que nadie, yo hoy sigo intentando creerlo, pero la publicidad y la televisión no dejan de imponernos personajes que según ellos son modelos a seguir, no dejan de decirnos lo que tenemos que hacer, en lo que tenemos que creer, y como debemos ser. 

Ni un científico, es mas que un barrendero ni un político mejor que un frutero, todo conforma una cadena, es muy parecido a la cadena alimentaria de los animales, sí aunque sea desgraciadamente triste es así, a costa de la miseria de unos, otros en cambio se hacen ricos y viceversa. 

Debe ser bonito eso de vivir en armonía con los pajaritos cantando y las flores floreciendo, yo aun no lo he probado, el mundo es una competición constante por ser el mejor, rodeada de competencia, las flores me dan alergia, y los pájaros la mayoría de las veces se me cagan encima.





jueves, 13 de febrero de 2014

Carta a San Valentín

Querido San Valentín espero que hayas mejorado tu puntería, en esta carta quería alertarte del problema, decirte que te deberías ir tomando más en serio tu trabajo porque con el paro que hay quien sabe, hasta tu puedes acabar en la cola del INEM.

Últimamente las paginas webs y páginas de contactos están abarcando gran terreno en esto del amor, suerte que todavía quedamos algunos clásicos que somos mas de “face to face”, pero bueno a lo que iba, en esto del amor quien sabe donde pueda estar tu media naranja, pero Valentín nos conocemos y ya se que te gustan los amores imposibles y esos papelones,pero déjate de películas y céntrate , déjate de dramas, de distancias y patrañas, búscame un amor sencillo, bonito, sin dramas ni lágrimas, tampoco quiero un amor soso, pero busquemos un equilibrio, no quiero que se desviva por mi ni que me quiera a morir,pero tampoco que pueda vivir sin mi, sin magia ni purpurina, pero con chispa, resumiendo quiero un amor bonito y barato, y por si acaso no tires la garantía porque yo no me fío mucho de tu puntería.

Por cierto Valentín olvidaba decirte que deberías cambiar la marca de las flechas, porque cada vez duran menos las relaciones y no es por echarte la culpa pero los matrimonios ya no llegan ni a los cinco años.

Por último Valentín déjate de juegos que con el amor no se juega, ya jugamos con el tiempo, con la vida, con las personas, y perdemos el tiempo jugando y la vida arrepintiéndonos, pero bueno que te voy a contar a ti que tu  no sepas.

Porque el amor al igual que arreglarlo todo también lo destruye, mata y enloquece, ay el amor, medicina y a la vez droga , menuda carga explosiva y nosotros ahí jugando con este como si fuera un balón.

Hablando de amor, que bien sabe disfrazarse y que bien miente porque a veces encontrar el amor es como ir a las rebajas, que te enamoras muy rápidamente pero luego al llegar a casa te das cuenta que no era tan fabuloso como parecía, que si le das la vuelta  tiene varios rotos y los bajos están llenos de pelusa.

Ay amor  traicionero,lo mismo nos matas que nos alegras la vida, y a pesar de todo vamos detrás de ti intentando atraparte, como un drogadicto detrás de su dosis diaria ,somos adictos a ti a tus mariposas en el estómago y a tus sonrisas sin venir a cuento. 

Menuda adicción amor, a veces resultas ser como un bote de nocilla, lo empiezas con ansias y lo terminas con remordimientos, pero a pesar de ello vuelves a comprar otro bote cuando se acaba.