viernes, 23 de mayo de 2014

Intersecciones de la vida

Frene suavemente, seguidamente metí embrague, puse primera y espere. El semáforo estaba verde pero venían coches de frente… En ese instante en el que esperas te das cuenta que muchas veces las personas también tienen que frenar meter segunda o incluso primera y observar con atención lo que tiene a su alrededor.

Y es que un día te levantas y se tuerce todo lo que tenías planeado, te rompen los esquemas,…

Esperando a que pasaran los coches me di cuenta que en la vida también necesitamos parar para reflexionar, a dudar, a comernos la cabeza…

Yo siempre he tenido las cosas muy claras pero me es inevitable muchas veces dudar, y esos momentos en los que no sabes si realmente lo estas haciendo bien, si es lo que quieres, si eso con lo que tanto sueñas ahora, tendrá algún futuro mañana,... Estas cosas a medida que vas madurando te las planteas con más frecuencia.

Yo soy una persona muy soñadora, sí muchos suelen pensar que tengo muchos pájaros en la cabeza, y puede que sea así, pero ¿quién son ellos para juzgar mi vida?

Muchos piensan que la vida es un trabajo una casa,un perro, una familia, un coche, una hipoteca,… Yo considero que es algo más y no necesariamente eso, la vida no tiene un esquema, la vida es un sueño improvisado, y yo pienso vivir el mío a mi manera.

Arriesgando con cabeza y luchando con mis mejores armas, no viviendo al límite pero sí sin límites, no pienso ir con el motor ahogado, puede que pegue algún acelerón de vez en cuando y también puede que alguna que otra vez vaya pisando huevos, pero es que yo no soy nadie para fijar el ritmo, como yo siempre digo “yo y mi circunstancia son los que mandan”.

El caso es que cuando me hacen cambiar de marcha así de repente me desespero,cuando me acostumbro yendo en segunda (y el coche no me lo pide) ¿para que voy a cambiar de marcha? Si voy bien así, algo parecido me pasa cuando la cosa se complica me cuesta asumirlo y me es inevitable tener miedo, algunas veces no hace falta que nadie te diga que tienes que cambiar (de actitud), tu misma debes ser consciente de ello. 

Esto se parece mucho al "Super Mario Bros", vas superando niveles, y a medida que avanzas el muñeco va cambiado, unas veces se hace más grande,otras tiene nuevos superpoderes... 
En fin puede que nosotros vayamos adquiriendo nuevas capacidades con estas situaciones, quizá vayamos aprendiendo y "cambiando en chip" continuamente.

Pero a pesar de que hoy se vea más complicado yo sigo teniéndolo tan claro como ayer, y no se si mañana cambiaré de opinión, pase lo que pase y sea  como sea prometo no fallarme a mí misma y un día poder gritar con todas mis fuerzas: lo conseguí y sigo viva.