sábado, 9 de mayo de 2015

Hoy vengo a decir que todo esta bien aunque el mundo ande en llamas.


Las llamas queman pero también enseñan, y desgraciadamente a veces hace falta quemarse para aprender. 



Hoy no me voy a preocupar por mañana